Cuanto más oscuro, mejor se ve la luz; en contraste con lo feo, sobresale siempre la belleza. Y en la parroquia de San José obrero (en Móstoles) —como en cada vez más parroquias y comunidades cristianas—, el 31 de Octubre se va convirtiendo en una auténtica fiesta de luz, belleza y alegría, al congregar una multitud de niños vestidos de Santos, que reflejan en la Tierra la enorme fiesta que se vive en la asamblea del Cielo.

Dicen que las grandes solemnidades se distinguen por sus vísperas, y así fue como comenzamos también este año a celebrar el 1 de Noviembre: con unas vísperas en la plaza contigua a la parroquia, rodeados de 130 niños que, vestidos de los más diversos santos, se lo pasaron en grande, jugando por categorías y edades, tras explicar la elección del santo particular del que se habían vestido. Antes de la misa, los mejores recibieron su premio, y después, el Santísimo quedó expuesto a la adoración de algunos hermanos, mientras otros salieron de dos en dos a llevar esta luz y alegría a los monstruos, brujas, esqueletos y fantasmas que circulan por las calles en esta noche cuyo profundo sentido no nos podemos guardar.

Antes de recibir la bendición del Señor, hacia la medianoche, compartimos las experiencias y nos felicitamos por haber recibido la vocación a la santidad, que nos hace, desde ya, ciudadanos de la Jerusalén celeste.

 

28 de octubre – 17:00h

HERMANO DE NUESTRO DIOS

V.O. Subtitulada

11 de noviembre – 17:30h

LIBERANDO UN CONTINENTE

JUAN PABLO II Y LA REVOLUCIÓN DE LA LIBERTAD

18 de noviembre – 17:30h

JUAN PABLO II

EL SANTO QUE AMABA ESPAÑA

Cartel completo: