“En Jerusalén, seréis consolados” (Is 66, 13).         “Como a un niño a quien su madre consuela, así os consolaré yo; y en Jerusalén seréis consolados” (Is 66, 13). Con esta ternura, se expresa el Señor -por medio del profeta Isaías-, cuando anuncia un tiempo nuevo de consuelo y esperanza, al …

Aurë entuluva! Palabras de un idioma muy antiguo, y apenas estrenado, dentro de una historia mítica que desafía las leyes de lo que solemos llamar “realidad”. Las pronunció un hombre que lo había perdido prácticamente todo, tras ser derrotado en una larga y terrible batalla contra las fuerzas del mal. …